martes, 23 de septiembre de 2014

Los días bajo el sol de Emilia

El día que nació Emilia fue un poco primavera, una cosa rara en invierno, calor en agosto. Tendría que haber imaginado que era el inicio de una época de cosas raras. El domingo Emilia cumplió un mes y pudimos festejar su vida y la primavera en casa, juntos los tres. Ella sigue comportándose como un bebé cualquiera, sin síntomas todavía de su problema cardíaco. Seguimos yendo a la cardióloga cada viernes, pero hasta ahora siempre salimos con una sonrisa. Los lunes nos toca pediatra, y, por suerte, también: siempre sonrisas y alivio al ver cómo va aumentando de peso de a poquito. Ya vamos por los 3,150 kg, y tenemos los "problemas" de todo padre: si duerme mucho o poco, los cólicos, la cacona, blablá, la esfera doméstica de la paternidad que creíamos tan lejana que los demás, con sus quejas, nos daban una envidia loca. Ahora nos toca, y es increíble. Cada día hace algo nuevo: pasa un rato más despierta, descubre que tiene voz y que puede usarla, que tiene una mano derecha (la izquierda todavía es anónima) y que puede utilizarla para revolear el sonajero más largo del gimnasio; también descubrió que tiene una mamá y cuando lo recuerda me mira y sonríe.
Mientras tanto yo paso mis días en un tiempo irreal, durmiendo a la par de la leona de la casa, lavando ropa a mano, calentando mamaderas, sacándola a pasear y mostrándole el sol, cantando María Elena Walsh y emocionándome al verla cada mañana con sus ojos profundos anclados en los míos, hipnotizándome.
El amor

6 comentarios:

  1. Muchos dìas sin post me empezaban a preocupar! No hay mejor noticia que poder conversar de sonajeros, pañales y cólicos!!! Te mando un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  2. Mi vida!!! Un mes?? Ya?? Vuela el tiempo y cada día trae más maravillas!!! Besos grandes!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Vamos Emilia todavía. Qué hermosas noticias!!

    ResponderEliminar
  4. que bien!!! ay pero que cosita tan guapa!!!! me la como!!!!

    ResponderEliminar
  5. te voy a confesar algo: cada vez que pasan los dias y me pregunto "cuando yo?" porque de a ratos si me pasa... pienso en vos, en tu hija y en todo lo lindo que estas viviendo... y me pongo feliz!

    ResponderEliminar
  6. Que hermosa está! Que felicidad leerte!

    Phoebe

    ResponderEliminar