sábado, 30 de enero de 2016

Las vacaciones, un año después


Ayer volvimos de las sierras, estuvimos dos semanas de vacaciones en un lugar super tranquilo, con un arroyo que pasaba a 50 metros del fondo de nuestra cabaña, rodeados de mariposas, libélulas y luciérnagas por las noches, sin internet y con mucha naturaleza. Bastante idílico todo, de no haber sido por el maldito manchado que siguió durante toda la primera semana de vacaciones, incluso empeorando, lo que nos puso bastante nerviosos y convirtió cada ida al baño en una tortura. Hasta que tomé dos medidas: primero pasé dos días en completo reposo, lo cual me aburrió un montón, pero mejoró mucho la situación; en segundo lugar, cambié la administración de la progesterona, que la venía tomando oral (como hice con Emilia sin problemas), a vía vaginal. Santo remedio. De un día para otro se cortó completamente el manchado. Nada. Cero. Y ahí pudimos disfrutar de nuestra segunda semana de vacaciones, que transcurrió mucho más relajada y pacífica. Pero llegó el 28 y con él, el primer aniversario de la muerte de Emilia. Qué día. En general lo llevo bien, la recuerdo con mucho amor, me centro en todo lo lindo que vivimos juntas, etc., pero ese día... madre mía. Lo reviví todo. Mi cuerpo se mantuvo en vilo, tuve ansiedad, malhumor e incomodidad. No podía estar bien ni acá, ni allá, todo me molestaba y me parecía una sinsentido. Y a las 23.05 hs, la hora oficial de su partida, me fui a llorar afuera, al jardín. Y fue sorprendente ver ese vasto espacio negro, que cada noche bullía de vida, con los grillos, las luciérnagas, las mariposas de noche, los búhos y esos raros pájaros nocturnos que cantaban a deshora, completamente desierto. El jardín de luto, haciendo silencio, huelga de vida. Fue raro y reconfortante al mismo tiempo, sentirme abrazada en mi desconsuelo por una noche que parecía triste también, tan insólitamente silenciosa y vacía.
Después el dolor cedió, de a poco fui aflojando, y pude seguir.



PD: Más allá de los sustos, la panza crece!




28 comentarios:

  1. Mi vida, sigue adelante. Tu embarazo llena de esperanza a mucha gente.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Leo silenciosamente tu historia, pero hoy no puedo evitar comentar. Trabajo con plantas medicinales y flores de bach, y cuando vi tu foto hermosa con la higuera atrás tuyo no pude mas que sonreir y pensar en que la naturaleza es tan inmensa y maravillosa! La higuera y sus frutos en determinadas dosis y preparaciones se utilizan para potenciar la fertilidad femenina. Asi que en tus vacaciones tuviste doble cuidado: el de Emilia como siempre desde su lugar de luz, y el de un arbol muy sabio que en silencio te cuido y acompaño en estos dias tan especiales. Un abrazo grande y bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué hermoso tu comentario, qué interesante y curioso, y por dios, qué buena vista!! Gracias, beso gigante

      Eliminar
  3. Animos y mucha fuerza. Piensa en ese nuevo embarazo y se feliz. La vida siguie y es tan hermosa. Tu niña cuida de ti .. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Una foto llena de esperanza, admiro tu fortaleza, sin duda Emilia te ayuda desde arriba. Un beso desde España, Pilar

    ResponderEliminar
  5. Una foto llena de esperanza, admiro tu fortaleza, sin duda Emilia te ayuda desde arriba. Un beso desde España, Pilar

    ResponderEliminar
  6. Preciosa foto. Se me puso la piel de gallina con ese silencio de la naturaleza coincidiendo con ese triste aniversario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, fue un momento muy especial... Abrazo grande y beso para la princesa Laurita ♥

      Eliminar
  7. Todos somos uno, me cuesta entenderlo. Pero cuanddo te leo entoces esa frase cobra un sentido para mi. Te acompaño con luz, con fuerza, amor y dulzura en este nuevo viaje al que te invita la vida, se que Emilia con sus ojos de mar te mira y te guia con ternura. y se que el papá te abraza para que todo llegue a buen puerto. un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Emilia con sus ojos de mar"... Bellísima, qué lindo que la recuerdes así. Gracias por tu dulzura y por tu profundidad ♥

      Eliminar
  8. Yo también te acompaño con muchas emociones, con alegria, con amor, con empatia, con lágrimas de dolor y de alegria, viéndote esa pancita hermosa. Los abrazo fuerte desde Mdeo...

    ResponderEliminar
  9. Yo también te acompaño con muchas emociones, con alegria, con amor, con empatia, con lágrimas de dolor y de alegria, viéndote esa pancita hermosa. Los abrazo fuerte desde Mdeo...

    ResponderEliminar
  10. Esa tripa es el mejor homenaje a Emilia. La vida sigue, y hay que seguir con ella. Emilia siempre estará a vuestro lado. Millones de besos y ánimo con ese precioso embarazo que me llena de alegría! Nadie mejor que tú merece este regalo en este momento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo creo que sí... Fue muy conmovedor estar embarazada para esta fecha tan especial, porque es inevitable pensar en la vida/muerte y en el lazo infinito entre ambas. Es un gran homenaje hacia ella, que vivió tan intensamente, volver a celebrar la vida ♥

      Eliminar
  11. Qué foto más preciosa!! La Vida y el Amor los enlazan a todos, a vos, tu marido, a Emilia y a esta nueva y maravillosa vida que empuja pa´juera...
    Nada hay en la partida de Emilia que ustedes pudieran haber hecho para detenerla, creo por el contrario que llegó a vivir mucho más de lo que hubiera podido, gracias a todo lo que hicieron e intentaron. Fue lo que la vida determinó. Nació para ser amada, para enseñarles cosas a ustedes y a nosotros, y para abrir la puerta a esta nueva vida, que de otra manera seguramente no estaría hoy sumando celulitas.
    Lo bueno del Amor es que no se puede medir y no se termina la cantidad que se tiene para dar. A Emilia la vas a amar eternamente e infinitamente, y a este bebé lo vas a amar igual, no tenés menos amor para darle, ni amarlo a él le va a quitar algo a Emilia. Por el contrario, vas a ser una mamá mejor, gracias a Emilia.
    ¿Son lentas las semanas? Yo en el embarazo de Octavio sentía que el tiempo no pasaba nunca. Tenía una listita e iba marcando las semanas que se cumplían, pensaba, aguantó una semana más en la panza, otra más, otro día más. Nunca hubo peligro real de nada, el tema que era como una espada encima, colgando, eran los antecedentes y mi edad. Después pensaba, ya tiene cinco meses, hay casos de sobrevivientes. Tiene seis, hay más posibilidades... Y así. Todo eso por dentro, la cabeza que no paraba; para afuera siempre con una sonrisa. Si la gente supiera lo que llevamos por dentro, lo que nos sirve un aliento, una buena onda, un relato con final feliz...
    Besos y cuídate mucho, descansá que tu cuerpo tiene mucho trabajo que hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todas y cada una de las palabras que me decís son las que me repito a mí misma cada tanto; es exactamente lo que necesito escuchar y recordarme(y es de lo que hablo, básicamente, en terapia jajaja).
      Sí, lentísimas, pasan...
      Abrazo enorme para vos y tu principito

      Eliminar
  12. VOlví para ver si habías publicado algo y releí mi comentario. Por si alguna lee calladita y está atravesando algo similar, les aclaro que a pesar de la espada colgando encima, Octavio nació en super término, perfecto, con tres kilos y medio, y adelantadose dos días a la cesárea programada, por parto natural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué hermoso! Por qué te habían programado cesárea?

      Eliminar
    2. Porque no quería la doctora arriesgar nada de nada, sea lo que fuere que se arriesgue en un parto... LE tenía miedo a mis 45 años, pero yo me tenía fe y deseaba parirlo... ella me respetó, pero puso como tope hasta la semana 40. Nos vimos el viernes, dijo imposible por parto natural, está sentado. El mièrcoles hacemos la cesárea. El domingo a la tarde OCtavio decidió que ya era tiempo, se dio vuelta tranquilamente y le empezó a meter pata para bajar!!! El día de la cesárea ya estábamos con él, en casa. Y ahí, querida, cuando lo puse en el moisés, lloré como nunca, nunca en mi vida.

      Eliminar
    3. Ay... me imagino, cuánta emoción, qué belleza. Un grande Octavio, dueño de sus tiempos! Qué suerte que pudiste tener esa experiencia, que debe ser maravillosa. Abrazo!

      Eliminar
  13. AY, que emocion leerte. Esperaba con ansias saber de vos, de como ibas, pienso muy a menudo en vos y te lo digo siempre. Que pesada, no?
    Tu niña vino a cambiar el significado de muchas cosas, incluso a quienes estamos del otro lado.
    No hay vez que no vea una mariposa y piense en ella.
    El poder del pensamiento... el poder del amor diria yo.
    El mismo que guardó silencio respetando tu llanto, el mismo amor que crece, siempre CRECE...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NO, pesada para nada, siempre me conmueve (nos conmueve, porque no lo dejo a IC leer mis entradas pero si los comentarios de ustedes, que siempre son caricias)enormemente esa conexión tipo hilo rojo que se da entre personas que tal vez no se conocen personalmente. Muchas veces son sus comentarios los que me han dado ánimo en los momentos más difíciles, así que siempre siempre siempre agradecida!! Y que la recuerden a Emilia, que vean una mariposa, un corazón o lo que sea y piensen en ella para mí es el mejor regalo del mundo.
      Abrazo apretado ♥

      Eliminar
  14. Sigo rezando por ustedes como te dije y me pone muy feliz que todo marche bien!!!

    ResponderEliminar