miércoles, 24 de febrero de 2016

Vivir flotando

Desde el jueves pasado que vivo en una nube, una nube esponjosa y azucarada de la que no quiero bajar. No recordaba cómo era sentirse feliz, pasé tanto tiempo en pena que esto que estoy viviendo se siente como una inyección intravenosa de cafeína. Pienso en el futuro y me emociono, se me llenan los ojos de lágrimas (de alegría) unas 15 veces por día, promedio.
Mi hermana irrumpe con sus conflictos irresueltos y sus reclamos, reflota papiros de cosas que dije hace un lustro, y yo me siento a mil millones de kilómetros luz, siento que conocí en primera persona los verdaderos problemas y que ya no hay lugar en mi vida para esa clase de mala sangre; ningún conflicto familiar puede afectarme como en la era pre-Emilia, ni tampoco puede opacar esta alegría nueva que se me tatuó en la cara, que se me escabulló en el corazón, que me dominó el alma.
Igual, qué pena, sobre todo por ella. Pero qué alegría, sobre todo por mí.

23 comentarios:

  1. Disfrutá ! Que nada contamine la felicidad que sentís !

    ResponderEliminar
  2. Te abrazo fuerte! a los dos... a los tres...hermosa, diosa valerosa...

    ResponderEliminar
  3. Te abrazo fuerte! a los dos... a los tres...hermosa, diosa valerosa...

    ResponderEliminar
  4. Que bien que no tomes como personal lo que otra persona dice y hace. Eso es libertad, que buena enseñanza, se feliz te lo mereces. Muchos abrazos de mil colores, y besos musicales. para los tres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un aprendizaje, igual me cuesta... Fui a terapia y fue un blablablá sobre el tema, pero en el fondo prima la felicidad que tengo y la capacidad de poner las cosas en perspectiva... Besos Gaby!

      Eliminar
  5. Vos te merecés ser feliz, muy feliz y el dolor te hizo ampliar tu capacidad de serlo, así como la capacidad de sentir el mechupanhuevo por todo lo intrascendente. Y acá estamos con sonrisas llenas de dientes detrás de los monitores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy en eso, gracias por la compañía y la empatía de siempre ♥

      Eliminar
  6. Claro que sí, yo creo que si algo tenemos que aprender de los momentos duros de la vida es a esto, a valorar lo verdaderamente importante y ser felices de corazón.
    Me alegro mucho que te encuentres en este momento tan dulce...un besote fuerte corazón!!

    ResponderEliminar
  7. Claramente dicho!! Nada importa. Nada. Solo ustedes tres. Abrazo. Andrea

    ResponderEliminar
  8. Qué bueno que no te lleguen esos conflictos, vos en tu mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me llegan, me llegan, pero trato de domarlos!!! Al mejor estilo Siegfred & Roy pero con mejores resultados, espero! :P

      Eliminar
  9. Sufriste el peor dolor que puede sufrir una persona, la partida de un hijo, me alegro mucho que no te dejes tocar por problemas banales, que quienes no saben lo que es el dolor, el dolor del alma, no se dan cuenta. Me pone muy feliz que ahora las cosas en tu vida sean como siempre debieron ser, que hoy llores de felicidad, rezo por ustedes como siempre, te abrazo el corazón. Verónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vero, yo siempre pienso eso, pero también me da miedo agarrarme de ahí y ponerme injusta, no? Porque claro, comparado con la muerte de un hijo todo lo demás parece gilada, y también es un riesgo ponerse en esa situación de "vos no me entendés porque no pasaste por lo que pasaste yo"... Quiero decir que a veces me da miedo subestimar el dolor de los demás. Todos tenemos nuestras cruces, que se yo... Me es difícil encontrar el equilibrio supongo. Beso grande!!

      Eliminar
  10. Disfrútalo y que pene tu hermana si quiere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, taaaal cual! O eso intento por lo menos!!
      Felicidades por tu habichuela ♥

      Eliminar
  11. Me alegre mas que por mis propios embarazos!!!!! esta vez todo todo todo va a estar bien!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj gracias!!! Ojalá que sí, ojalá que esta vez sí! Beso grande

      Eliminar