viernes, 11 de abril de 2014

20 semanas

Cuando estaba buscando nombres para este blog, el primero que me vino a la mente fue Yerma: Yerma como me sentía, Yerma como la obra de García Lorca. Enseguida descarté la idea porque me pareció que era clavarme un gran gran estigma, y también porque a veces soy muy del pensamiento mágico y me agarró un temor medio irracional a convertir una situación *quizás* momentánea en una profecía autocumplida. Así que por estas y algunas otras razones -como por ejemplo el resistirme lo más posible al melodrama- me obligué a ir un poco más allá y a pensar en términos globales. Y resultó que buceando un poco en mis profundidades sentí que estaba promediando algunos círculos, recorriéndolos con la punta de un dedo índice delgado y meticuloso, a veces corriendo a ritmo atlético, a veces reptándolos como un caracol, pero en todos los casos llegando a la mitad. Así salió, entonces, el nombre que finalmente bautizó este proyectito que en pocos días más cumple un año. Será por todo este camino recorrido que me resulta tan pero tan simbólico encontrarme, un año después, promediando un nuevo círculo, uno del que me creía excluida: el círculo de la vida, de la maternidad, de los sueños, de la ilusión. 
Poroto y yo llegamos a la semana 20, a la mitad del recorrido. Me faltan 20 semanas más para zambullirme estilo "bombita" en el mundo de los pañales, de las mamaderas y de las caconas que desprecié con aires de superioridad durante muchos años y que luego envidié con tanta pena durante algunos otros; en secreto los primeros tiempos, aquellos que recuerdo con más dolor.
Acá estamos, con un milagro que me patea las entrañas y una sensación de amor, de gratitud, de sorpresa y de humildad infinitas.
¡Vamos por veinte más! 


2 comentarios:

  1. Me parece muy bueno el nombre de tu blog. Soy de aquellas personas que creen que las palabras tienen un poder de modo que hay que usarlas con cuidado y responsabilidad. Por sobre todo para no herirnos de más. Ya este camino es bastante difícil. Gracias por estar, por tus comentarios en mi blog, me hacen mucho bien. Me gustaría escribirte a tu dirección de mail, tener un acercamiento un más cercano. Me emocionan tus 20 semanas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dale, claro dulce, cuando gustes! promediandoelcirculo@gmail.com
      Acá estamos :)

      Eliminar