miércoles, 30 de septiembre de 2015

Terapia

Llegó el momento de empezar terapia.
Hasta ahora no sentí la necesidad, sinceramente. Sentía que estaba haciendo mi duelo, que estaba transitando la tristeza a mi ritmo, y que no tenía ni necesidad ni deseos de hacerlo en voz alta en un consultorio. Ahora sí. Ahora siento que necesito un espacio para reflexionar y procesar con ayuda. Ya no la terapia de mi juventud, esa de arrancar con el primer recuerdo y empezar a desovillar la madeja; no, necesito algo cortito y al pie. Estos meses fueron meses de sostener la pared con las manos, tratando de que no se caiga ningún ladrillo; ahora es momento de dejar que caiga alguno, pero en un espacio seguro.
Todo tiene su tiempo. El 3 de noviembre será el de empezar una nueva fase en este largo camino que me toca recorrer a ritmo caracol.

7 comentarios:

  1. Es una decisión muy acertada. Se puede ser fuerte pero la terapia siempre ayuda. Mucho ánimo y toda la fuerza del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Me toca un arduo camino por delante, pero todo sea para estar siempre un poco mejor. Besos!! ♥

      Eliminar
  2. Lo mejor que pude hacer hace ya unos cuantos años fue empezar a ir a terapia. Cuando lo volví a necesitar, volví. Sin pudor, sin vergüenza y sabiendo que era por mi bien.

    Fuerza en esta etapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, qué vergüenza ni vergüenza, enfrentar los problemas es de valientes! ♥ Abrazo Hobbita

      Eliminar
  3. Excelente decisión..
    (una vez me dijeron asi: gastas en peluqueria, en cremas, en bijou.. todo externo!.. porque no gastar por lo interno tambien.. ?!)
    Nunca lo pense de esa forma, pero no lo olvido.
    Te hara bien..
    y Emilia con su luz eterna te va seguir ayudando..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja es una inversión en salud mental!! Y sí, estar bellas por dentro es más importante que todo lo demás, no hay que escatimar en eso. Beso grande Anónimo ♥

      Eliminar
  4. Completamente de acuerdo con tu decisión. Yo hace varios años que tomé la decisión de ir a terapia y ahora no puedo vivir sin ver a mi psicologa de vez en cuándo y dependiendo del momento más a menudo.
    Te irá bien seguro.
    Por cierto, me ha encantado la comparación que has hecho de "sostener la pared con las manos....y dejar que caiga algún ladrillo en sitio seguro"....
    Me he sentido tan identificada...
    Un beso fuerte, estoy aquí para lo que necesites.
    Memole.

    ResponderEliminar