miércoles, 16 de marzo de 2016

Las cosas que me pregunto

Me pregunto cómo voy a hacer para que Emilia pueda ejercer su lugar de hermana mayor desde allá, lo más profundo y brillante del cielo, sin por eso confundir/angustiar/hacer frickiar al bebé/niñ@ nuevo. Para nosotros es muy natural la presencia de Emilia en nuestra casa; para mí en particular es muy natural también desafiar la incomodidad de la gente y hablar de ella cuando se me cantan las ganas. La más de las veces sucede que los demás se enganchan recordándola y siempre terminamos riéndonos de alguna anécdota o de alguna particularidad de su carácter, y espero que sea exactamente esa naturalidad la que rija la relación de este bebé con su hermana mayor. Pero a veces temo que se lo termine tomando tan natural que vaya por ahí diciendo que tiene una hermana que nadie ve, y que la marquen por eso.
También me pregunto cómo se hace para naturalizar un concepto tan difícil como la muerte para un bebé/niño pequeño. Se supone que hay edades para ir introduciendo a los niños a los conceptos existenciales difíciles, a medida que vayan preguntando, y eso. Pero si tengo fotos de Emilia, seguramente el bebé nuevo va a preguntar dónde está ella mucho antes de lo que preguntaría por la muerte. A su vez, no tener fotos no contribuiría a mi deseo de naturalidad... No sé, es simple y complicado a la vez. Lo único que sé es que este bebé va ganando una existencia más real y concreta para mí, y empiezan a aflorarme preguntas que no tengo idea de cómo responder.

41 comentarios:

  1. hola, realmente me alegró mucho lo de tu embarazo. pero esto ultimo que escribiste me recordó que fui gestada en medio de un duelo. siempre me hicieron saber que llegué en lugar de martincito. no me lo dijeron asi de crudo pero asi lo senti yo. años de terapia para darme cuenta que me sentia un simulacro de alguien que no estaba. no sé cómo se hubiera resuelto mejor. por ahi tu hija tiene más suerte . pero trabajá un poco tu duelo. liberá a tu hijita y hacé un lugar grande y oxigenado para quien llegué. un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por contarme tu testimonio, lo siento un montón y te mando un abrazote enorme enorme enorme! Seguro que tus padres no lo vivieron así para nada, pero por ahí no habrán sabido manejar el tema muy bien, si eso fue lo que de una u otra forma te hicieron sentir :/ Qué dificil... Espero sinceramente hacerlo mejor, estoy yendo a terapia y tratando el tema del duelo ahí, siento que no confundo a estos bebés para nada, al contrario, mi preocupación es como se van a relacionar estas hermanas en dos planos tan distintos... Pero sí,quiero prepararme justamente para eso, no quisiera para nada hacerle sentir eso, este bebé es tan tan tan deseado como lo fue su hermana en su momento. Hay amor para todos!! Un beso enorme y de nuevo gracias por tus palabras!

      Eliminar
  2. Hola, en mi familia pasó algo similar. Mi sobrino falleció a los 5 años, solo dos meses antes de que naciera su hermano. De esto hace 10 años ya, y la presencia en fotos en diálogos de su hermano en el cielo está siempre, pero de una manera muy natural. Creo que no tenés que responderte esta pregunta hoy, lo irás viendo a través del tiempo y a través del crecimiento de tu nuevo hijo/a. Lo importante es no imponerselo y siempre hacerlo desde el amor. Las situaciones a veces no son perfectas, pero cuando hay amor se acerca bastante. Mucha suerte con esta nueva etapa! Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que nada, un abrazo fuerte y apretado por ese chiquitito que se fue a volar por ahí, lo siento mucho. Para seguir, qué tristeza para esa mamá, qué terribles emociones encontradas habrá sentido, que parto más fuerte, en medio de un duelo, uffff... Fuertísimo. A esa naturalidad aspiro, exactamente. Que se dé solo, que vaya fluyendo. Con amor, como decís, y también siempre teniendo a mano a mi psicóloga, que creo que me va a poder orientar también para ir resolviendo situaciones sobre la marcha. Me lo voy planteando para irme preparando, pero coincido con vos que hasta que no estemos en esa situación... es todo pura hipótesis. Beso enorme, gracias por contarme la experiencia de ustedes.

      Eliminar
  3. Con amor y naturalidad, y siempre dispuestos a atender las razones o reclamos, si es que le surgen, que más tarde plantee Elena, que va a tener su propia personalidad y modo de ver la vida. Atender significa escuchar de verdad al otro, repensar lo que uno da por cierto, y cambiar de actitud si es necesario. Sin temas tabúes que no puedan tocarse, esa es la clave. EN una familia, un hijo tiene que saber que les puede plantear lo que sienta a los padres y siempre su planteo será recibido bien, porque es lo que él, equivocado o no, siente. Y despúés, se explica, se atiende, se entiende, se cambia o no.
    Quizá si Anónimo 1 que hace un comentario tan atinado para este post, hubiera tenido un espacio en su familia para plantear que se sentía el reemplazo de un hermanito muerto, no hubiera necesitado tantos años de terapia. Un beso a todas. AShiku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo apuesto mucho a eso, creo en el diálogo por sobre todas las cosas, sin tabúes. Pero diálogo de verdad, aceptando críticas, por ejemplo, que es algo difícil entre padres e hijos, en mi casa por lo menos mi mamá era perfecta jajaj! No sé, ojalá mi hij@ pueda venir y decirme con franqueza "mamá me tenés cansada con Emilia", no sé, lo que le salga, y ojalá yo sea abierta para cambiar... Un beso enorme!!

      Eliminar
    2. No creo que con tu forma de transmitir y sensibilidad, pudiera decirte algo asì. Pero a mí, mi nena de cinco me dijo: "me siento triste porque yo llegué y los otros bebitos no pudieron" y los dibujaba, unos huevos con alitas, pobrecita. Cosas así, pasan, y no hay nadie al lado en ese momento. Yo creo que con amor y escuchando siempre, se encuentran los caminos. Ashiku

      Eliminar
    3. Y se puede tener padres que escuchen, piensen y...¡¡¡cambien!!! Soy hija de un par!!! Ashiku

      Eliminar
    4. Pobrecita, qué tierna... Qué bueno lo de tus padres!! Un ejemplo! Beso enorme

      Eliminar
  4. Yo también tuve un hijo que murió y 3 años después tuve otro hijo.
    Cuando tenía alrededor de 3 años le hice un comentario muy natural acerca de su hermano mayor.
    Duró como una semana diciendo a toda la gente que veía que tenía un hermano que se había ido en un avión e iba a regresar pronto (lo que nunca le dijimos)
    Así que tuve que pedir ayuda de una psicóloga para tratar el tema sin confundirlo. Así que poco a poco lo mencionamos en la conversación mi esposo y yo.
    Así que todavía tienes tiempo para prepararte para las preguntas y buscar ayuda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que nada, el abrazo de OSA de mamá a mamá. Segundo, amé la historia que se armó tu hijo sobre su hermano mayor... Como decía más arriba, creo que mi psicóloga va a ser fundamental en este proceso, más vale que atienda por whatsapp jaja Beso enorme!

      Eliminar
  5. Hola!!! siempre te leo y nunca comento.. pero recordé algo que lei y creo que deberias leerlo tambien https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=979232292114442&id=613818015322540&substory_index=0 Es el face de Val una escritora pajas bravas se llama y la nota es la 207 comunion de almas.

    Un beso enorme. Huli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huliiiii, GRACIAS GRACIAS GRACIAS por ese link tan pero tan justo y apropiado para este momento... por supuesto empecé a seguir a la autora :) Un abrazo enorme

      Eliminar
    2. sabia que era justo justo para vos! TE sigo leyendo.. besooo

      Eliminar
  6. Todavia no ha nacido y ya te estas comiendo la cabeza..no se, no deberias pensar en otras cosas ahora? no entiendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, cada uno hace lo que puede... Hay quien en mi lugar por ahí estaría pensando en el color en que va a pintar las paredes de la habitación, yo sinceramente prefiero ir madurando ciertos temas que -como nos demuestra anónimo 1 con su testimonio- pueden tener un gran impacto en la vida de este nuevo bebé si no los trato con cuidado. Beso grande!

      Eliminar
    2. Anonimo "no entiende" porque no vivió lo que vos viviste.
      yo creo que toda va a ser muy natural, que este nuevo bb se va a acostumbrar a las fotos y el altar de Emi,no creo que tenga problemas,se que te sobra amor y se que lo vas a hacer muy bien!!! Te abrazo en el corazón, sigo rezando por ustedes.
      Verónica

      Eliminar
    3. Gracias Vero, ojalá que sí, que tengo mucho mucho amor, eso seguro, y que amo mucho a este bebé y que quiero su felicidad, también. Ojalá salga todo bien. Gracias por tus oraciones y por recordarnos ♥

      Eliminar
    4. Disculpa, no sabes lo que yo he vivido y me juzgas, pues para que lo sepas, he vivido dos abortos seguidos muy dolorosos, llevo tres años de ttos de fertilidad y he vivido demasiado ya para mi edad...pero no me anclo en el
      pasado e intento no mezclar las cosas, cada hijo es unico y no veo la necesidad de mezclar vivencias ni de marcarr a otros con nuestras desgracias...

      Eliminar
  7. Último anónimo!!! Mira me parece que tu comentario está un poco fuera de lugar ..... Jamás conocí a la mama de Emilia, y creo que este es el primer comentario que escribo pero a veces he pensado en esa princesa preciosa de carita blanca y ojitos de amor..... Y vivo a km de ellas. Como no va a pensar en ella su madre!! Es normal por qué las dos son sus hijas y las dos están en su vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me emociona mucho cuando alguien me cuenta que recuerda a Emilia, tanto más si es alguien a quien no conozco personalmente, gracias Giulietta <3

      Eliminar
    2. nOOO te confundes, hay una criatura que esta al llegar y quiere vivir, vivir feliz, sin tragedias a su alrededor...llamalo como quieras, para mi teer dos abortos como tuve yo es una tragedia, y perder a un hijo de meses tambien lo es...no veo la necesidad de mezlarlo todo, aquello paso desgraciadamente, no hay porque ahondar en el dolor...
      mi comentario no esta fuera de lugar, esta en el mismo lugar que el tuyo...tu piensas asi y yo no...es pais libre no crees?

      Eliminar
  8. Estoy segura de que lo que es natural para vosotros lo será también para Elena.

    Yo te puedo contar la experiencia de mi familia. Mi abuela sufrió un aborto cinco años antes de tener a mi tía y diez años antes de tener a mi padre. Sin embargo, siempre habló de ello con naturalidad y mi padre creció sabiendo que tuvo otra hermanita antes de su hermanita (nunca supieron si era una chica, pero como mi padre tiene dos hermanas, dio por hecho que sería una niña más).

    Mi padre siempre me habló de esto con naturalidad y yo también he entendido que tuve otra tía, que mi abuela tuvo cuatro hijos, no tres. Y, todo esto, sin que ni siquiera llegara a nacer.

    Así que... ¡se puede hacer! Porque seguro que vosotros tenéis muchas más herramientas que mi abuela, una mujer analfabeta que nunca salió de su pueblo.

    Además, creo que integrar la muerte desde el principio puede ser un aprendizaje muy positivo y valioso en la vida. ¡Elena tendrá suerte de conocer a su hermana a través de vosotros, igual que vosotros tenéis suerte de haberlas tenido a ambas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario es precioso de principio a fin, gracias por contarme la historia de tu familia! Tu abuela no habrá tenido educación formal pero tuvo lo más importante y que no se aprende: amor por todos sus hijos, los de este plano y los del otro, y una lengua sin pelos, que le permitió hablar sin tabúes. Nosotros tenemos un amigo que sabe vagamente que tuvo una hermana pero murió, no sabe ni cómo se llamó, ni cuándo ocurrió, ni cuanto tiempo tenía al morir... Y yo me quedo pasmada frente a casos así! No lo puedo creer. Pero bueno, después recuerdo que mis abuelos no mencionan a Emilia para que yo no me ponga mal, y entiendo que en ciertas familias la forma de contener las emociones es haciendo de cuenta que no existen! Beso enorme Remedios Morales!!

      Eliminar
  9. Es un tema muy complicado y muestras mucho tacto y preocupación en pensarlo por adelantado. En la familia de mi marido, murió una persona y dejaron de nombrarla por completo, es más, años después me enteré de su existencia. Supongo que cada cual tiene sus mecanismos para gestionar una pérdida, pero sé que tú vas a saber hacerlo bien, porque amas desde lo más profundo del corazón tanto a Emilia como a Elena. Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luli, ojalá que sí... Cuando falleció Emilia, tengo recuerdos tipo flash de estar en el cementerio y pedirles encarecidamente a todos los que me saludaban que no la olvidaran, era como una desesperación que tenía... Sentía que eso era realmente dejarla morir. Para mí no ejercer la memoria de quien ya no está es algo super triste. Emilia vive en la memoria de todos los que la recordamos con amor. Beso enorme ♥

      Eliminar
  10. Hola, anduve x acá, dejame pensar un rato para escribirte algo "coherente", beso grande!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas las reflexiones son muy bienvenidas! Beso enorme Irene ♥

      Eliminar
  11. Ay. Es muy complicado pero creo que la clave de todo la has dado tu misma: naturalidad. Y es que cuando las cosas son naturales, no crean trauma y tu bebé sabrá argumentar llegado el momento si otro niño le pregunta (que lo harán). Y una respuesta natural y desdramatizada siempre es bien recibida.

    Lo digo porque tuve un ex en cuya familia se vivía con el fantasma de su hermano gemelo de una forma enfermiza y antinatural y él vivía como culpabilizado por la muerte de ese bebé. No tenía ni pies ni cabeza porque en aquella época no se hacían ecografías y no sabían que venían gemelos. Mi ex nació y al rato llegó al mundo el 2º, pero el 2º tenía CIR y apenas sobrevivió 3 días. Lo que no es de recibo es que mi ex creciera sintiendo la culpa porque su cordón umbilical enredara o alterara la placenta del otro. Y que en esa casa se hablaba de que se habían tenido 3 hijos pero como en bajito, como si el otro bebé fuera una presencia fantasmal.

    En fin, que me voy por las ramas. Lo más importante es que Emilia fue querida y respetada desde su concepción a su muerte y que el nuevo bebé tendrá ese mismo respeto y conocerá por vuestra boca las aventuras de su hermana :).

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  12. Oooh pobre, qué horror crecer con esa culpa! Sí, mi sentido común me indica que si uno como padre se siente incómodo con el tema, inevitablemente le transmitirá algo raro al niño, y el niño... es niño, con su imaginación y sus propias películas. Más vale echarle más luz al asunto, para no dejar tanto librado a la imaginación :P Gracias por contarme esta historia, todo me sirve mucho. Abrazo grande!

    ResponderEliminar
  13. Hola preciosa, he estado desaparecida, pero e alegra tanto entrar aquí y ver que todo va tan bien... Me invade una felicidad infinita! Estoy segura que Elena querrá mucho a Emilia porque es un miembro más de vuestra preciosa familia, solo que vuestro angelito os observa desde arriba.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Merimeri, ojalá así sea, y gracias también por tomarte el tiempo de darme un abrazo virtual. Beso enorme y uno muy especial a Laurita ♥

      Eliminar
  14. ay mija, que cosa, lo que despertás en mi... cada tanto me arrancás un comentario...
    Así que voy a largarte varios comentarios sueltos (y todos con buena onda, porque a diferencia de otra gente, yo soy una buena persona y sé que es un tema delicado)

    Que maravilla la terapia. Necesitarla y poder acceder a ella. Yo estoy hace un año después de un quilombo muy muy grande. Acá en Uruguay es carisima y no todo el mundo puede pagarla. Creo entonces, que el sólo hecho que puedas hablar de esto con un profesional es una bendición.

    Tu relación con el dolor que has vivido, sin rencor, siguiendo adelante, es para un aplaudo de pie durante horas. Pucha, yo, que lo que pasé no fue ni la cuarta parte, te juro, pienso en vos y se me ocurre, "Dejate de joder, si ella pudo vos tambien"

    Desde un planm mas mistico, y de acuerdo con "La comunion de las almas", yo creo que los hijos buscan a sus padres. Elena va a tener un tipo de alma especial, una capacidad de empatia y comprension enorme, no se me ocurre que sea de otra forma.

    Pero insisto, qué bueno poder trabajarlo en terapia, para poder tener una salud mental fuerte, y para que tu bebé tambien la tenga. Tenés unos cuantos meses por delante... no sé, no la veo preguntando a los seis meses, me entendes, no? Asi que a seguir elaborando esos pensamientos. Sentate a escribir, acá, en un cuaderno, en un documento de word, como sea, hablalo con alguien, pero no te guardes las cosas, eso es malo, yo lo aprendi de la forma dificil.

    Te mando un abrazo fuerte fuerte... me hace muy bien leerte

    Fernanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fer por tus comentarios, todos super bien recibidos. Sí, sé que por suerte tengo tiempo, son simples ensayos los que me voy trazando, y sinceramente cada caso que me han contado, cada reflexión que me compartieron ayuda mucho, igual que la terapia que por suerte tengo la oportunidad de hacer, fundamental!! (en mi caso la cubre la obra social, no en vano Capital Federal es la ciudad con más psicólogos per capita del mundo jaja). Aspiro a que todo vaya fluyendo, con muuucho amor, como siempre. Beso enorme y abrazo fuerte fuerte! ♥

      Eliminar
  15. Hola guapa.
    No sé si me recuerdas. Sufrí al tiempo que tú, con mi sangrado desde la semana 6 y hasta la 8. Pero se paró. Me juré que sería el último intento (aun teniendo embriones vitrificados) y mi marido se niega en redondo a seguir, por mi bien, dice. Pero... qué pena me da todo. Ya no sé si optar por la cobardía seguir si me estaré obsesionando. Suerte para ti. Protege a tu cría, de la mayor ya le hablarás. Los niños se lían con la muerte mucho. Te arrasará la vida nueva y sabrás hacerlo bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo no me voy a acordar de vos... Te tengo muy muy presente y lamento enormemente ese final para el embrioncito luchador. Gracias por tu mensaje, me hiciste recordar y agradecer que todos estos planteos son posibles en primer lugar por el milagro que estoy viviendo, y que eso es lo más importante. Hay un dicho que dice: "En la carreta andando se acomodan los melones", y confío en que así será. En cuanto a vos... Estuve estos días en contacto con distintas reflexiones respecto del deseo de la búsqueda de un embarazo, de los tiempos, de lo que implican, etc. y estuve pensando mucho en el tema. No sé si lees el blog "Buscando a Gaviota", pero si no, date una vuelta por ahí que hay una perspectiva muy interesante y poco vista. En "Con unas alas enormes" también hay un texto que reflexiona sobre el tema. Y por último, puedo aportar algo que me dijo mi psicóloga que también me pegó mucho en su momento, que tenía que ver con mi necesidad todo el tiempo de justificar que seguir en la búsqueda no era un capricho. Ella me dijo: "Vos estás luchando por lograr tu deseo. Si todos lucháramos en el mundo con tanto ahínco por satisfacer nuestros deseos, tal vez habría mucha menos gente frustrada y este sería un mejor lugar". Desear un hijo no es un capricho, es un deseo muy profundo. Si sentís que es un deseo de esa clase, ¿por qué sentir que no hay derecho a seguir luchando por él? En cambio, si sentís que esa lucha está opacando el deseo, bueno, ese es otro cantar. El otro día pensaba que si uno lucha toda su vida contra viento y marea por tener la casa propia, la gente nos aplaude. Si luchamos por conseguir "ese" trabajo ideal, se nos aplaude. Pero si luchamos así por tener un hijo está mal, hay que aceptar la realidad, "por algo será" que no quedamos, nos estamos obsesionando, y blabla. Por supuesto esto es solo mi opinión, y ya me fui de tema, pero es que me hiciste pensar mucho, todo el fin de semana. Te mando un abrazo gigante, y acá estoy para lo que necesites. Mi mail está por ahí, cualquier cosa escribime.

      Eliminar
  16. Yo nací 10 meses después de la muerte de mi hermana. Andrea murió de una meningitis repentina a los siete meses. Y desde que tengo uso de razón Andrea fue parte natural de mi vida. Hablábamos de ella cada tanto, con cariño y naturalidad y a mi mamá se le escapaban unas lagrimitas y enseguida yo corría a abrazarla y ella volvía a sonreir. Crecí yendo todos los meses al cementerio y viendo sus fotos junto a las mías por toda la casa. Mi mamá siempre dice que yo le devolví las ganas de vivir. No fue un trauma porque nunca se ocultó nada ni fue un tema tabú. Ella es una parte mía y la voy a querer siempre aunque no la conocí. Creo que la respuesta es no ocultar e ir dosificando la información de acuerdo a la edad y a lo que Elena pregunte. Te deseo lo mejor! un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ceci agradezco de una manera especial y profunda tu comentario, se lo leí a mi marido también, para que lo viera y quedó muy conmovido al igual que yo. Serías nuestro ejemplo de "se puede". Ojalá nos salga a nosotros también, mi deseo es que quizás Elena pueda algún día darle un mensaje de optimismo a alguien más que lo necesite, tal como lo hiciste vos con nosotros. Abrazo enorme y gracias otra vez ♥

      Eliminar
  17. Aunque no pueda opinar sobre el tema, ni me sentiría capaz de "aconsejarte" absolutamente nada, no creo que a futuro el rol de Emilia en la vida de Elena sea realmente un problema. Te leí siempre abierta, sincera y natural, como jamás leí a nadie escribiendo sobre su dolor y sus alegrías, sus recuerdos y sus miedos. De la misma manera en la que sos, se darán las cosas.
    Es lógico que te lo preguntes. Lógico, lindo y natural.
    Todo lo que haga a tus dos hijas más presentes lo será.
    Te abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias París, te mando un abrazote enorme, a vos y a la panza, y sí, confiemos en que se nos dé de forma natural... ♥

      Eliminar