jueves, 31 de marzo de 2016

Una cuestión de perspectivas

Leo los chistes que circulan por ahí de madres que describen de manera graciosa cómo es bañarse antes/después de tener un hijo, cómo es todo, la vida en general antes y después de los hijos, y leo también las bromas de Guía (inútil) para madres primerizas que tanto me insistió mi amiga N. para que lea... y la verdad es que apenas si me sacan una sonrisa. Sé que toooodo es verdad, estuve ahí por unos (demasiado escasos) 5 meses y sí, las duchas se convierten en una proeza, y las actividades más tontas y cotidianas se vuelven un desafío para el ingenio, pero... qué hermoso poder "quejarse" de todo eso. Qué ansiado, preciado, deseado sueño... Sí, es normal, es normal quejarse, porque en el fondo de la queja graciosa estoy segura de que lo que hay es un gran orgullo de ser mamá, y un gran amor, y la convicción de que no lo cambiarían por nada en el mundo, y sí, el cansancio pesa, y el sueño pesa, y la abrumadora cantidad de tareas que se suceden en un bucle infinito pesan... y el humor es una gran herramienta para lidiar con todo eso! Sin embargo, casi no veo ni leo ni escucho a las amigas infértiles que finalmente lograron ser mamás quejarse. Sí desesperarse por no poder consolar a sus bebés, por verlos sufrir de cólicos y no poder hacer demasiado, o porque les parte el corazón escucharlos llorar, etc. pero lo que es quejarse, por ejemplo, de no tener tiempo para sí mismas o de no poder dormir..., no, eso sí que no se ve mucho en el mundo infértil. Se nota que tanto deseo acumulado prepara para disfrutar hasta de lo inverosímil. O forja la paciencia, no sé. En un punto, es una cuestión de perspectivas, porque ¿cómo no relativizar los problemas de la maternidad sabiendo que la otra opción era no tener hijos? Bueno, alguna ventaja tenías que traer, maldita infertilidad...

15 comentarios:

  1. mira, te dejo mi pensamiento al respecto.
    Ya sabes que te pienso siempre, te lo digo medio que aburro ya... pero es asi.
    A mi me pasa lo mismo, escucho muchas quejas y cuando reflexiono para mis adentros pienso "si supieran como ansio yo ese cansancio!"
    Creo que todo en la vida es cuestion de donde lo miramos.
    Estoy cerca de mi ultimo intento y sera OVO, y eso me deja temblando... sabes porque?
    porque estoy cansada de quejarme de no poder ser mama!
    jaja!

    un besote hermosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ♥♥♥♥♥♥ Qué noticia más felizzzzzzzzzzzz!!! Me alegro muchísimo, te deseo, como siempre, LO MEJOR. Vamos Daniiiii!

      Eliminar
  2. Qué cierto leerte!
    Yo amo mis nauseas de embarazo, mis pinchazos diarios de heparina. Y ya imagino, con la felicidad propia de una desquiciada, ese olorcito a vómito pegado en el cuerpo PARA SIEMPRE.
    Odio a las madres quejarse. Qué les pasó? Se les cayó un pibe encima? No sabían que ser madre es sacrificio, es que te importe más, por primera vez en tu vida, otro ser humano que no seas vos misma?
    Y sí, las infértiles no nos quejamos porque hicimos cosas HORRIBLES para que ese momento exista! Prefiero no dormir porque mi hija llora a cada rato, a no dormir por los síntomas de una hiperestimulación. Prefiero el dolor de espaldas por cargarlo, que el dolor de una biopsia de endometrio.
    Ojalá te cuente en unos meses si sigo prefiriendo lo mismo! Pero insisto en que no creo me moleste algo por lo que tanto trabajé, que tanto padecí, en lo que invertí tanta plata, tiempo, ilusiones, cuerpo y alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vas a disfrutar tanto de ese bebé que es hermoso de solo imaginarlo ♥ Siempre me acuerdo cuando contaste que una navidad pasaron con tu marido por la puerta de la clínica para saludar a los embris que estaban arriba en el laboratorio... Vos ya sos madre, lo llevás adentro.

      Eliminar
  3. Chicas, soy mamá, mamá de las se quejan, de las utilizan el humor para describir lo caótico de la maternidad… amo ser madre, no lo cambiaría por nada, pero, es cierto, me quejo, me olvido de todas las que desearían estar en mi lugar y no pueden. Ahora me siento mal, aunque pienso que la queja esconde, al menos la mía, un miedo tremendo a que les pase algo a mis hijos, siento que si digo lo hermoso, maravilloso que es ser mamá, el cosmos me castigará con algo terrible para recordarme que la felicidad plena no existe… es de chapa lo que pienso? Síiiiii, pero se los cuento a ustedes porque me dejaron pensando.
    Les mando un fuerte abrazo, les pido perdón, las quiero sin conocerlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que en el fondo lo que hay es un orgullo enorme, uno se queja y se hace la canchera pero en el fondo estás muerta de amor y son lo más importante del mundo jaja Vos sos una divina, no me caería mal una queja tuya porque sos muy sensible, y además porque tu hija es un hermoso terremoto jajaja Abrazo enorme!!!

      Eliminar

    2. me quedé pensando y me pasa lo mismo pero con las que se quejan de sus madres, que las llaman mucho por teléfono y las invaden, que les malcrían los chicos, que bla, bla, bla... y sí, me encuentro pensando lo mismo que vos: lo que daría yo por una madre más o menos presentable, una abuela para mis hijos. Aprendí a reírme junto a mis amigas de eso, ellas pueden hacer esos comentarios sin sentir pena o vergüenza por hablarlo delante mío. Cuesta, pero sepamos que todos carecemos de algo, a todos nos pesa una ausencia.

      Eliminar
  4. Muy cierto lo que decis!! Te cuento, llegue a tu blog por mi hermana, que es infertil y ya hizo 2 tratamientos sin resultado, elka leia el blog "que me parta un milagro" de ahi yo me enganche con el tuyo. Ella es mas chica que yo y se lo que sufre y sufro con ella, se bien lo doloroso frustante y agotador que es...ella es la madrina de mi beba y me cuido de cada cosa que digo cuando estoy con ella, porque se que "mis quejas" le harian mucho daño. Desde que volvi al trabajo ella la cuida, jamás le escuche una queja de nada, se aman las dos profundamente. Sigo rezando por vos y por mi hermana que esta por empezar otro largo intento. Verónica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa... ojalá tu hermana pueda lograrlo!!! Pero sinceramente tiene mucha suerte, sos muy dulce en compartir tu hija sin celos ni resquemores, te parecerá algo normal, pero te aseguro que no lo es! Abrazo enorme y gracias por tenernos presentes ♥

      Eliminar
  5. Yo soy de la opinión de que mientras las quejas vengan desde el humor, bienvenidas son. Porque el humor es lo que mueve las vidas y ayuda, efectivamente, a relativizar.

    Mi problema surge con las mamás a las que se les cae (de verdad) el mundo encima. Cuando realmente no sabes como ayudarlas. Cuando ni siquiera el humor te saca a flote. Y creo que es un drama el que pasan esas mamás también porque detrás de la queja suele venir el sentimiento de culpa.

    Vamos, que cada una tenemos nuestra cruz.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El humor es fundamental en todos los planos de la vida, sin dudas!! Y hay gente que se ahoga en un vaso de agua en todos los ámbitos y entonces a la hora de tener hijos el drama impera. Igualmente lo mío iba por otro lado, mi amiga N. me insistía para que comentemos "lo genial" que era ese libro y la verdad que a mí me hacía cero gracia jaja Besos!

      Eliminar
  6. Yo me quejo bastante, pero también reconozco que es lo que más feliz me hace en el mundo, no lo cambiaría por nada, pero tampoco lo idealizo. Y creo que en las personas infértiles, es un tema un poco tabú, como nos ha costado tanto ser madres, luego es como si no tuviéramos derecho a quejarnos, y tampoco es así. No cambiaría a mi pequeño Renacuajo y sus mil sonrisas por un baño caliente y tranquilo, pero si de vez en cuando pudiera tener ambas, sería genial, no lo niego! Un beso grande, preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, es interesante lo que planteás! Tal vez no nos permitamos quejarnos por esto de que "me costó un riñón y TENGO que disfrutar" jajaj Abrazo gigante

      Eliminar
  7. NO sé si será porque uno no se lo permite o porque realmente se disfruta tanto, estás tan feliz... La vida te pegó tantos reveses que te curtiste, sabés de verdad lo que es un problema o un dolor, entonces el bebé llama a las cuatro de la mañana porque se hizo caca y vos te empezás a reir como loca con tu marido, porque hay un bebè en casa, cosa que casi parecía imposible, y porque es tan normal que se acaba de cagar. BEsos llenos de esperanza a todas. Ashiku

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo, dan bastante rabia, mucho antes de pasar por la infertilidad y nuestras pérdidas, ya odiaba esa actitud.
    Desde el humor tiene un pase, pero hay gente que usa a los hijos como excusa para quejarse de todo, y estar amargad@s. Los que más me tocan la fibra son ese tipo de madres/padres que se quejan delante de sus hijos, o que les tratan mal directamente por ser lo que son, niñ@s. Cuanto daño les hacen! Y que injusto que personas así puedan tener hij@s y a otros que lo harían tan bien, se les hace tan difícil llegar hasta ellos... Ante eso no me puedo aguantar la cara de desprecio profundo. Que esperaban, que se criasen solos?
    Abrazos <3

    ResponderEliminar