martes, 14 de enero de 2014

El cambio

Escuchar el corazón del bicho bolita modificó rotundamente mi situación emocional: ahora reinan en mí el optimismo y la algarabía desproporcionados, y tengo que andar llamándome a la cordura y recordándome que todavía falta, que mañana recién se cumplen las 8 semanas, que su latido no lo inmuniza, que estoy atravesada todavía por la duda del qué será.
Pero nada sirve: el optimismo sigue, desafiante, y cuando me miro la panza ya no veo un plato de ravioles que estuvo de más sino el cobijo del potrillo, el hogar de mi botón de vida, la sede de una nueva esperanza, caballito de mar, nadador de mis profundidades. Y de pronto todo se empieza a organizar en función de esta semilla latiente: las vacaciones, por ejemplo, que cambiaron de fisionomía un millón de veces desde noviembre a esta parte y que ahora se ajustan a un plan más tranquilo, el mar. Le tachamos la doble a la carpa, al espíritu aventurero y explorador: este manchado que tuve, el reposo, la mejoría absoluta hacen que no queramos arriesgarnos, que prefiramos la calma de lo conocido, la quietud, la familia que va a estar en el mismo lugar. Todas las cosas se reubican y ya nada nos importa, ni los grandes decorados, ni las vacaciones para el recuerdo; solo necesitamos estar juntos y un poco de tiempo libre para compartir y soñar.

9 comentarios:

  1. Bien por el optimismo, creeme que hizo la diferencia a ansiosas control freak como yo. Pasé x situación parecida (3 años de búsqueda + 2 IA en mi caso), y cuando estabamos preparándonos (emocionalmente sobre todo, en mi caso) para la ICSI sucedió el milagro del embarazo natural. Y en este momento te escribo con mi bombón (Tomás) en brazos, de ya 7 meses y monedas, un sol de sonrisas infinitas =)

    En fin, muchísimas felicitaciones.

    Un beso, Phoebe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermoso premio al optimismo, tu Tomás! Ojalá yo reciba el mío!! Beso grande, Phoebe, gracias por pasar :)

      Eliminar
  2. Te lei toda de corrido. Odié al Dr Chapatín mucho mucho pero que nada opaque el descanso que estas proyectando. Te mando beso grande y mucha paz!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maga (un aparato el Doc, por suerte después encontré una obstetra razonable :)
      Beso enorme!!

      Eliminar
  3. Bueno, esto es maravilloso. Cuando el optimismo viene hay que disfrutarlo a pleno! Abrazo a los dos: a vos y a tu caballito al galope.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amapola, ojalá me dure, estoy un poco ciclotímica últimamente... :P
      Beso grandotote!

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. que bello estaado de calma ahora unas vacac tranqui , relax y mucho amor.Beso

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar