martes, 18 de febrero de 2014

La que tiene la posta

Hace unos diez años me estaba separando de un novio de larguísima data, con el que realmente creí que me iba a casar. Fue una relación muy difícil de terminar, porque nos queríamos mucho y nos llevábamos muy bien, pero -siempre hay un pero- llegado un momento sentimos que nos faltaba algo y que lo que teníamos no nos alcanzaba para seguir. Fue un camino muy largo el que nos llevó a separarnos definitivamente: un año entero de idas y vueltas, acercamientos, alejamientos; a veces volvía él, a veces yo. Una noche de verano al final de ese camino, me fui a lo de mamá a llorar mi angustia tranquila. Acodada en la mesita de la cocina, con las mejillas mojadas, comía papas fritas de paquete cuando mi mamá me dijo lo siguiente: "Por más confundida que estés, tratá de escuchar tu vocecita interna. En el fondo, siempre sabés qué querés, siempre sabés cómo se van a dar las cosas más allá de lo que tu cabeza opine. Escuchá esa vocecita, porque esa es la que te dice la verdad". En ese momento, la mía decía que por más doloroso que fuera tenía que dejarlo ir, y no se equivocó. Después de ese primer acierto, empecé a darle más protagonismo y me di cuenta, por ejemplo, que cuando mi cabeza pensaba que me iba a ir mal en un final, la vocecita decía que no, que iba a aprobar, que lo que tenía era julepe y que tal vez pasara raspando. Siempre que las ponía a competir, la vocecita era la que tenía la posta. A veces me olvido de ella -tengo una cabeza muy celosa, que no gusta de compartir cartel- pero en momentos como este, en el que tengo por delante una ecografía importante y mi cabeza me llena de miedos, mi vocecita me dice que todo va a estar bien. Y por eso la quiero tanto: porque ella es la optimista de la casa.

5 comentarios:

  1. Que lindo!!!! Creo que esta mañana le dije algo parecido a mi hija...o por lo menos taté de hacerlo!!! te mando beso grande!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué hermoso, pensá que tal vez a ella le quede tan grabado como a mí... <3

      Eliminar
  2. ARRRIBBBAAA!!! y mucha mucha fuerza para seguir sintiéndose bien y darle cachetadas a esa cabeza que te enloquece. Dale bola a la vocecita! Yo me parece que voy a hacer lo mismo. Todos deberíamos hacer lo mismo. Chiru.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aguanten las vocecitas del mundo, Chiru!! Una alegría volverte a leer por acá. Beso grande!

      Eliminar
  3. Y SI SIEMPRE ESTA ESA VOZ, PERO A VECES HACEMOS QUE NO LA ESCUCHAMOS, NEGAMOS LO QUE PASA Y NO ESTA BUENO, ME ALEGRA QUE LA ESCUCHES . BESO

    ResponderEliminar