viernes, 10 de abril de 2015

Las amigas, la verdad

Después de este viaje armamos con las chicas un grupo de Whatsapp.
Fue hermoso tenerlas tan cerca durante el resto del embarazo, el nacimiento de Emilia y todo lo que vino después, presentes con el cotorreo cotidiano, como si estuviéramos acá a la vuelta con la pava en el fuego, a punto de tomarnos unos mates. En todo este tiempo nació, vivió y murió mi hija; los hijos de L. y también los de la otra L. siguieron creciendo; nació el hijo de N.; mi amiga P. quedó embarazada por inseminación y lo perdió, y S. quedó embarazada de una nena, que nació ayer.
Durante los cinco meses de Emi subí fotos y videos para que las tías babosas vieran crecer a nuestra leona. Cuando ella partió, todas largaron a sus hijos con sus maridos, pararon sus laburos, frenaron sus trámites y se tomaron el primer micro/avión que encontraron para correr a acompañarme. Fueron las que se ocuparon de que tanto IC como yo comiéramos, durmiéramos y riéramos a pesar de la tragedia que nos había partido al medio, organizándose en grupos y turnos para hacernos las compras, cocinar y todo lo que hiciera falta. Ese grupo de hermosas mujeres, laboriosas, humanas, enérgicas emprendieron con amor, junto a mi mamá, la tarea para la que no me daba el corazón: doblar y guardar toda la ropita de Emilia, sus toallas y sábanas limpias que andaban dando vuelta por la casa. Acomodaron su habitación como para que me quede un lindo lugar al que siempre recurro cuando así lo necesito, mayormente para llorar abrazada al oso gigante que nos regalaron y del que creo que nunca hablé, pero que aparece en la foto de esta horrible entrada.
Pero la vida sigue. Ellas volvieron a sus familias, yo ya no subo fotos. Ellas siguen acompañándome como siempre, pero de a poco van volviendo a la normalidad. Y N. empieza, tímidamente, a volver a subir fotos de su bebé (que nació 15 días después que Emi), y S. acaba de tener la segunda nena del grupo y por supuesto pone fotos de su linda bebé. Y yo. Yo me debato entre el amor que les tengo a ellas y a sus hijos, lo lindos que los veo, lo que me alegro de que estén bien, sanos, creciendo, viviendo, y la enorme envidia y el dolor, el enojo y la bronca que sin querer me generan. Porque con cada una de sus fotos revivo la ausencia de mi hija. Me da dolor no poder alegrarme genuinamente, no poder dividir los tantos, no poder sentir solo lo primero que siento (que por lo general es bueno), sin el pinchazo amargo que me viene inmediatamente después.
La solución inmediata -salir del grupo-, no puedo, ni quiero tomarla por un millón de razones. Solo me queda esperar que con el tiempo se me vaya el pinchazo amargo. Y también desear que pueda volver a subir, yo también, algún día, lindas fotos y videos, aun a pesar de que creo que nunca voy a dejar de sentir el dolor de su ausencia, la de mi Emilia, bomboncito de praliné, mi pompón de vida, ojos de mar y alma de mariposa.

16 comentarios:

  1. No sé por qué entro aquí, porque es entrar y hartarme de llorar. Pero me gustaría tanto poderte dar un abrazo un día en persona. Y decirte que escribes muy bien, y que sientes muy bien, que cómo no alegrarse, pero cómo no patalear al mismo tiempo. Yo tuve un aborto en verano y mi amiga parió el mismo día de mi fecha prevista de parto. Cuando vi a su crío... imagina lo que sentí también. Yo sé que el tiempo me ha curado un poco, pasito a paso, y sé que te curará a ti. Pero lo que nos curaría de verdad es tener críos corriendo por la casa y dándonos la lata, apoderándose de nuestros silencios. Ojalá tengamos mucha suerte y lo consigamos. Mientras tanto, seguiré leyendo en la distancia, desde España, tu blog, y llorando mucho al recordar a tu Emilia. Aún no me he encontrado un corazón, pero al poco de mi última FIV salí de casa y una mariposa me salió desde la espalda al cielo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué hermoso comentario Andaluza, muchísimas gracias. Ojalá tengamos la revancha, quien te dice... tal vez este sea nuestro año! Te mando un abrazo enorme, corazones y mariposas, desde este lado del mar ♥

      Eliminar
  2. Y bueno, sos humana!!! no sé a quien no le pasaría lo mismo. Lo que se me ocurre es que capaz otro encuentro, como el de esas pascuas, acomodaría un poco las cosas. verlo en wapp creo que ayuda a esos sentimientos que te surgen, porque sos como una testigo de algo. Por lo que contas se nota que tenes unas super amigas, invaluables, y estoy segura de que entienden lo que te pasa. Capaz me re equivoco, pero creo que verse en persona, con hijitos y todo en vez de en fotos en el cleular, puede llegar a hacer que todo sea mas facil. Si fui muy metida, perdon!! Te mando abrazo enorme enorme!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo, pero tooodo lo contrario, qué metida ni nada!? Me encanta leer tus opiniones, no había pensado en esto de la situación de "ser testigo", es totalmente cierto. Y sí, seguramente un nuevo encuentro sería muy reparador... Voy a empezar a hacer lobby :P Besos miles

      Eliminar
  3. Que amigazas de esos tesoros que uno anhela desde lo mas profundo, cómplices en el día y en las noches oscuras, se que te entienden. Que honesta, clara con lo que sientes, sin mascaras,humana, vulnerable, leal a ti misma, a dejar que el corazón se exprese : es tu proceso que hay que respetar la tristeza, dolor profundo, la bronca, el miedo, luego poco a poco la herida empezara a sanar a transformarse en un homenaje a la linda Emilia. Comparto lo de la Maga que tal otro encuentro para abrazarse, para compartir la vida tal como es.Un abrazo desde donde la comprensión me alcanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gaby, hermoso tu comentario también. Ansío empezar a sanar, a veces se hace muy cuesta arriba... Te mando otro abrazotote desde acá ♥

      Eliminar
  4. tu decision sera la correcta, si necesitas salir del grupo , hacelo, ellas te van a entender , respetar y acompañar, jamas nadie olvidara a tu emilia solo deseo que su recuerdo no duela tanto, de a poquito a tu tiempo, mil besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Laura, tal cual, que deje de doler tanto, es una herida abierta todavía... Besote enorme!

      Eliminar
  5. Tiempo. Es la unica receta que puedo decir que funciona. Sos humana y es normal esa mezcla de sensaciones y sentimientos. Pidele a Emilia que con su luz te ayude a ir sanando el dolor, de a poquito, sin prisas. Un abrazo en la distancia y desde el anonimato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Anónimo, tiempo, bendito tiempo ♥

      Eliminar
  6. Hola! Conocí tu blog el día que operaban a Emilia. Fui para atrás ese día, leí un montón, encontré el momento en el que te daban la noticia de su problema cardiológico, esa noche no pude dormir y me levanté a cada rato, para ver si habías publicado algo de la operación. Tu post saliò acá, en mi ciudad, a la mañana y yo estaba esperando para entrar a una consulta, me puse a llorar de tal manera que me tuve que ir. Desde ahí te leo siempre... Tengo un niñito de año y 9 meses que fue calificado de imposible embarazo, imposible evolución de embarazo, imposible embarazo a término e imposible nacimiento. A cada imposible le pegó una patadita. Se llama Octavio. Esa noche, los dos en la terraza mirando un cielo maravilloso, le conté a él de Emilia y le pregunté en cuál estrellita le parece que está. "En eza!!!", me dijo, señalando una hacia el sur este, muy brillante y desde esa noche saludamos siempre a la estrella de Emilia y le pedimos que cuide a sus papis y los bañe con su luz.

    Yo creo que la llegada de Emilia, que naciera y sus cinco meses, fue algo increiblemente milagroso, lo provocaron ustedes por tanto amor. Era evidente que lo que tenía era muy grave, por la actitud de los médicos, cómo se preparaban, creo que más de uno no pudo creer que naciera, que su embarazo llegara a término debe haber sido bastante improbable. Sabés por qué aguantó Emilia? Por todo el amor de ustedes, trató de quedarse hasta donde le dio, para conocerse un poquito y amarse muchísimo, para irse envuelta en tanto amor, conocida y amada y dejarles ese conocimiento a ustedes.

    Tus amigas van a entender todo, todo, quien haya estado al lado tuyo en esos momentos, sólo está esperando que le digas qué necesitás para sentirte mejor, para hacerlo. Si por ahora te hace mal estar en el grupo, salite, contales claramente qué te pasa, qué te hace mal, y no querés que ellas se sientan cohibidas por expresar su felicidad. Es por un tiempo, ellas van a entender todo. Vos, cuidate, por ahora no pienses en los demás , cuidate mucho vos. Sos una persona maravillosa, un ser inspirador,por eso tu hijita es tan especial, tan preciosa y tan valiente.

    Te abrazo con todo lo que tengo y soy, te mando toda la fuerza y la energía que puedo juntar. Esta noche, saludamos de nuevo a Emilia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ashiku, tu comentario me emocionó mucho, gracias por tenernos presentes, por la estrella, y por tomarte el tiempo de dejarme estas reflexiones, que fueron como una caricia al corazón. Un abrazote grande para vos y un beso en cada cachete a Octavio, el bebé milagro ♥

      Eliminar
  7. Entiendo tus signos, yo los tuve antes de Octavio. Se siente algo especial por dentro al verlos, un estremecimiento. Hasta encontré un par de medias de recién nacido, celestes, y aunque ya era vieja yo y ni por las tapas quería intentar de nuevo tener otro hijo, las guardé para que se fueran de mi casa puestas en una patita. Finalmente, eran para él nomás.

    ResponderEliminar
  8. Me pasa como a Andaluza...es entrar a tu blog y ponerme a llorar sin remedio...pero me puede mas el saber de ti, de cómo estás, como llevas este terrible duelo y porque quiero ver como poco a poco vas saliendo del mismo, porque ten claro que saldrás...y más fuerte.
    Opino con Ashiku, si hoy por hoy no te ayuda estar en el grupo dilo porque serás comprendida al 100%, y nadie se molestará..ya llegará el día en que te sientas preparada.
    Te mando tambien desde España fuerza a ti y a tu esposo....no dejo de mirar a las estrellas, donde está Emilia. Un abrazo.
    Majo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro Majo, voy a salir porque tuve una hija leona que la peleó y yo no puedo avergonzarla ♥ Gracias por estar, gracias por recordarnos. Abrazo desde el otro lado del mar!

      Eliminar