miércoles, 18 de junio de 2014

30 semanas

Faltan 10 semanas para que Emilia nazca y un abismo se abre ante mis pies. Tengo por momentos las sensaciones más contradictorias sucediéndose, o, mejor dicho, coexistiendo en mí: "que pase ya, de una vez" VS. "que no suceda nunca, que se quede habitándome calentita y a salvo para siempre". Nada está en mis manos, ni una cosa ni la otra me son dadas a elegir.
A veces pienso que lo peor de esta situación es la incertidumbre; los seres humanos nos vamos adaptando a todo, a la larga nos hacemos a la idea, aceptamos. Pero no saber, eso es realmente difícil, sobre todo para gente como yo, que pretende que su cerebro domine todas las cosas. Esto no, a ella no.

4 comentarios: