jueves, 19 de junio de 2014

La culpa que asoma

Mi mente sabe que todo esto es random, que nos tocó a nosotros, que pasó, punto. No hay culpas, no hay explicaciones, posiblemente no haya causas genéticas (a estudiar). Somos uno de esos raros cinco casos que se presentan cada 100.000 bebés nacidos vivos. Igual, se me estruja el alma cada vez que me pregunto por qué no puede ser más fácil, por qué no puedo estar armando su habitación, comprando cosas, con la "certeza" -si es que alguna futura mamá la tiene- de que todo va a salir bien. Y es en esos momentos de desconsuelo (que, por cierto, intento minimizar) que yo como un todo -no ya "mi mente" sino yo, ese conjunto aturdido de mente, cuerpo, corazón, alma- busco culpas. Y en esa búsqueda me pongo mística, y me pregunto si será una lección, si esto será un aprendizaje que me manda la vida por haber sido siempre tan negadora de la maternidad, tan displicente con el tema, tan soberbia, tan pedante.

9 comentarios:

  1. "Más allá de tener miedo, angustia o tratar de evadir la realidad hay que plantar cara confiando en la gracia de Dios." Padre Ignacio. No se si lo conocés al Padre Ignacio, y te pido disculpas si no sos creyente, yo lo adoro, siempre tiene la palabra justa en el momento indicado, si creés, tenés fe y querés, podés pedir audiencia o ir a la misa de las embarazadas, transmite una paz increíble, todos los que conozco y fueron por distintas razones coinciden en la paz que te da. Te paso el face: https://es-es.facebook.com/parroqnatividad. de ahí podés sacar los datos de la pagina web y de horarios y turnos, si es que te interesa. Me quedé pensando en lo que escribiste, yo estoy absolutamente segura que todo lo que nos sucede es por algo y que siempre aprendemos, pero no creo para nada que lo que nos sucede es para castigarnos. Si creo que Emilia supo a quien elegir de mamá y su elección no fue random. Te mando un besote enorme, Lili

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que no. Lo difícil, lo incomprensible es parte de la vida, como la felicidad lo es. No corre por caminos paralelos ni hay reglas para que nos toque vivirlo o no. Vos no sos culpable de su destino, sino quien le ayudará a transitarlo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Estos días estoy más sensible de lo habitual, sus comentarios son una caricia que alivia, muchas gracias <3

    ResponderEliminar
  4. No existe la culpa, fuera de lo ke nos enseñaron a sentir como tal... pero ké pasa cuando desterramos (o intentamos desterrar) una creencia, una forma de vivir/sentir...? keda un hueco, ke si no llenamos, se llena solo, y muchas veces de cosas no deseadas. Entonces, yo te animo a desterrar la culpa y alli, sembrar amor, para vos; amor ke te cobije, te permita comprenderte y aceptarte, como somos todos, personas ke transitan circunstancias de las cuales pueden aprender. Un fuerte abrazo¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Melisa, muy linda reflexión, muy verdadera! Gracias por tomarte el tiempo para compartirla. Beso grande :)

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Sí, lo sé... pasa que la mente a veces es una gran sádica! Gracias :)

      Eliminar
  6. A mí me pasa igual, pienso todo, desde la perspectiva karmática y desde la psicoanalítica, y lo que me di cuenta observándome a mí y a mis hermanas, que son incluso más analistas que yo, es que no sirve para nada. Es como dice Melisa, hay que aprender, sacar lo mejor de esto, de aquí y ahora, y darle para adelante con lo mejor que tengas.
    Si te arrepentís de como fuiste está bien, si podés utilizar todo esto para observar que tuviste pensamientos y sentimientos, y actitudes, que no estaban buenas, ya es un paso enorme. Ahora el siguiente es no caer de nuevo en esos patrones, y culparte y buscar por qué error te merecés esto es seguir pensando igual. Tenés derecho a estar triste y enojada, a sentir que es injusto, porque la vida es injusta, y aprender eso también es una lección importante. Pero no alimentes eso, vos sos mucho más grande que tus circunstancias, nada de lo que pase corrompe tu esencia, que es amor.

    Abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, tenés toda la razón! Necesité mucho cada una de las palabras que leí acá en los comentarios. Beso enorme :)

      Eliminar