jueves, 22 de mayo de 2014

La nueva obstetra

El cirujano me derivó a una nueva obstetra que atiende casos de alta complejidad. Si fuera por mí no cambiaría a mi médica de apellido eslavo y personalidad calma, tan a tono con el Hospital Alemán, por este consultorio en edificio de pasillos olorosos a encierro, comida y mediodía. Pero se ocupa de casos como el mío, me dijeron, y realiza partos en el Sanatorio Anchorena, nuestra próxima morada en un par de meses. Eso sumado a que yo, para mí, pasé a un quinto plano y que pienso en el parto como en un medio para llegar a cosas "más importantes" (léase encontrarme con mi bella Emilia y enfrentar su operación), hacen que vaya sin chistar y que cruce el pasillo oloroso hasta sentarme en la minúscula y bizarra sala de espera. IC, como siempre, firme a lo soldado al lado mío, al lado nuestro.
"¿Sabías que las nenas tienen mejor pronóstico?", me preguntó la médica sonriendo en alguno de los 30 minutos que duró nuestra entrevista. "Sí, suelen tener mayor resistencia", agregó. Y ya, todo lo demás se evaporó: el consultorio antiguo con flores de plástico, los libros de medicina destartalados y cubiertos de polvo, la moquette azul gastada de la entrada, el olor a comida del pasillo. Quería abrazarla y agradecerle el ser la primera en tirarme una soga desde que este recorrido empezó. Un rayito de sol, un dardo de flor en este camino en el que nada parece escaparle a lo "grave", "severo" o "complejo".
"Cuando vayas al sanatorio avisame así les presento al equipo de neonatología y les muestro el lugar", me dijo, "así nos vamos conociendo todos": al fin y al cabo "ellos son los que van a estar con tu bebé todo el tiempo, tienen que conocerte, ir armando un vínculo con el caso de ustedes". Y de pronto el día de lluvia gris me trae esta linda sensación de red de contención, de trabajo mancomunado, de grupo, de "familia", como me dijo en su momento el cirujano: nosotros, la obstetra, los cirujanos, los neonatólogos, las enfermeras... todos por Emilia.
Qué bueno, hay equipo

6 comentarios:

  1. Me alegro mucho mucho!! Beso grande!

    ResponderEliminar
  2. Te leo en silencio y te acompaño en cada pasito. Qué bueno que encuentren sostén y que sean respetados como familia, de eso se trata todo, de atravesar las situaciones como la familia que son.
    Abrazo!
    Julia.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la compañía y por las lindas palabras, Julia, bienvenida por acá!

      Eliminar