miércoles, 20 de noviembre de 2013

Desgano

No tengo ganas de nada. No tengo ganas de estar en la oficina ni de escribir para el taller (no tengo ganas siquiera de ir al taller); tengo una fiesta el sábado y me fallan las ganas de ir; quedé con mis abuelos en llevarlos a un paseo el lunes feriado que ahora quisiera cancelar; hoy tengo turno en la peluquería para tintura y si no fuera por mi Superyó que lo supervisa todo, faltaría con gusto (igualmente, pocas cosas me embolan más que el ritual de la peluquería, las ganas de faltar no son exclusivas de ahora).
Ni hablemos de mi cumpleaños nº 38 la semana próxima, que se va a desenvolver en un escenario muy distinto al fantaseado. Todo se veía más lindo y divertido bajo la luz de mi positivo imaginario, y ahora tengo que adaptarme a la idea de cumplir con las mismas obligaciones pero bajo otras circunstancias, bastante más chotas.
Entera, incrédula y acomodándome de a poco. Así me siento hoy.

4 comentarios:

  1. me quedo con tu "acomodándome de a poco" Es una frase muy positiva dentro de la tristeza que te invade. Es muy difícil decir algo en estos momentos, lo viví con mi amiga a la que acompañé y sigo acompañando en ese camino de intentos y sueños que se arman como castillitos de arena y al que cuidamos que no venga la ola pero zas!! Me quedo con tu frase porque augura tus ganas y tus deseos de acomodarte pese a todo, porque deja ver la fuerza que aflora bajo este desgano. No suspendas el paseo con tus abuelos, al contrario, disfrutá la inmensa dicha de tenerlos. besote! Lili

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imposible detener el mar, no? Gracias por tus palabras Lili :)

      Eliminar
  2. es natural lo que estas sintiendo , es un proceso de duelo, sentirlo y dejarlo ir. Negarlo lo hace más doloroso. Acomodarte de a poquito. si. Es hora de pensar en ti. Si no tienes ganas, solo haz lo que quieres tu y dile a los demás como te sientes y que necesitas tiempo para ti. Además antes del cumpleaños nuestro inconsciente hace una evaluación y sentimos algo de nostalgia. Pero la energía se renueva después del cumple y nos sentomos mejor. Aceptar la vida como viene nos ahorra sufrimiento. Ha sido mi experiencia. Sigue en tus sueños. Un abrazo, que descanses mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno Anónimo, es cierto eso de que después de un cumpleaños la energía se renueva, tengo que prepararme para un buen comienzo! Totalmente de acuerdo con que negarlo lo hace más doloroso. Gracias por tomarte el tiempo de escribirme :)

      Eliminar