viernes, 20 de diciembre de 2013

POSITIVO (Me vuelvo loca)

Durante las últimas 24 horas repetí "nopuedeser-nopuedeser-nopuedeser-nopuedeser" como un mantra destinado a mantener mi volátil imaginación a ras del suelo, porque ya sabemos que vuelo con mucho facilidad y también sabemos que a mí esas cosas no me pasan.
El miércoles, cuando fui al consultorio del doc para programar el segundo intento, era el día en que me tenía que venir. Manché oscuro y nada más. "Mmmmh... raro, esto ya lo conozco", pensé y me fui al médico. El resto del día, nada. Al otro día agarré un test de embarazo que tenía en casa y me lo hice "así me da negativo y me viene". POSITIVO. ¡Me cache en dié! Lo miré de arriba para abajo, consulté una y otra vez el instructivo, había dos rayitas pero el test estaba vencido, así que decidí que ese resultado alentador era falso. Me dije: "Esperás un día más, si no te baja, comprás un evatest y chau picho". Y así fue como llegamos a esta mañana de viernes, cuando salté de la cama al escuchar el despertador. Corrí primero a bajarme la bombacha para comprobar que todo seguía ok y luego a agarrar el evatest. No pasaron más de cinco minutos de ahí a la cruz positiva dibujándose suave y sorprendente en un palito que temblaba como loco, al ritmo de mis manos. Me miré en el espejo: sí, efectivamente, estaba tan pálida como lo presentía. Miré el reloj, me vestí y salí corriendo a tomar el 110 con el corazón en la boca y las piernas agotadas como después de rendir un final. Me fui a la guardia de ginecología de la clínica. "Mirá, vengo porque tengo dos evatest positivos". Me hicieron la orden, me saqué sangre, todo en una espiral vertiginosa. El residente que me atendió me dijo: "desde ya te digo que son muy raros los falsos positivos" y yo sonreí, al borde del desmayo. Me sacó sangre un chico piadoso que al ver la anotación "URGENTE" me avisó que en una hora y media tenía el resultado y que lo podía ver por internet. Sí, sí, ni te preocupes, ya estoy entrenada en estos vericuetos.
Y otra vez lo hice, otra vez caí en la trampa y abrí el pdf ni bien vi que decía "finalizado". Acá, en la oficina, por segunda vez en 30 días. Me abalancé sobre el monitor para ver mejor, para estar segura, para recorrer con mis dedos esos números que mis ojos se negaban a creer, acostumbrados a una rutina de lágrimas detrás: 288. Beta de 288.
Estoy embarazada. Y no lo puedo creer.

16 comentarios:

  1. "le inflaron el boooooomboooooo!!!!"

    jajajajajaa te felicito :) (ahi fue un mail)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj no lo puedo creer!! Finalmente me llenaron la cocina de humo!!! Crucemos los dedos, no estoy acostumbrada a festejar!! beso enorme, Frau

      Eliminar
  2. si creelo por favor, es necesario que lo creas para que tu inconsciente lo crea también. Feeeeeelicidades, que el universo te bendiga con un sol radiante, con nuevas mañanas, con aires de alegría, que lo disfrutes junto a tu marido. Estoy feliz. muy feliz por ti . Aunque no te conozca....es así sentí una gran emoción como si fueras de mi familia...bueno familia humana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias, gracias, no sabés cómo me emocionan tus palabras :)

      Eliminar
  3. Lloro!!! Feliz año! Muy feliz año!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maga, linda, gracias por compartir mi emoción! yo lloro, río, me asusto, me llamo a la cordura y luego lloro y río y así así así :) Pura felicidad, por lo menos por hoy! Mañana será mañana, hoy a festejar.

      Eliminar
  4. guauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!!!!!!!!!!!
    linda!!!! brindo por vos y tus deseos y tus ganas y tu espíritu y el no dejarte caer!!
    me emocionó muchísimo este post! te mando un abrazo tan grande como este mundo virtual!!! Lili

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Liliiiii, estoy TAN feliz, oh por dios, tan feliz :)

      Eliminar
  5. Leer esto me ha dado esperanzas. ¡Una alegría inmensa! SE PUEDE!! Seguí contándonos tu aventura! Qué emoción descubrirlo así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Amapola, se puede! Aún le pasa a la gente como yo, que creía que estas sorpresas se le daban solo a los demás, así que a no perder nunca la esperanza! Gracias por compartir mi emoción y mucha suerte para vos!! :)

      Eliminar
  6. Opi!!! Vamo arriba! Me resultan sumamente extrañas estas cosas de los embarazos tan buscados, me da un poco de miedo, es mucha presión y siempre quise que los hijos fueran sorpresas, pero a esta altura no tengo idea de qué me deparará la vida, una va creciendo y va aprendiendo a comprender tantas cosas que le resultaban ajenas antes... no? Siempre pensé que ser madre iba a ser parte del curso natural de la vida y ahora no tengo idea de qué cuernos va a pasar, es un tema tan complicado, tan hondo!
    La verdad es que deseo que toda esta historia siga un lindo curso y que lo disfrutes mucho, que toda la presión y los miedos que puedas haber sentido se vayan y seas feliz, que estés tranquila, que realmente puedas relajarte y entregarte a lo que va sucediendo y agradecer lo que vaya pasando. La vida es muy hermosa, pase lo que pase :)

    PD: ojalá sean mellis! Ja! :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo un montón, Renata, no sabés cuánto! Gracias por los buenos deseos, ojalá salga todo bien esta vez y realmente pueda disfrutar el proceso de la vida en sí :) En cuanto a lo de los melli... o.0
      jajaja besos, besos!

      Eliminar
  7. hola hoy no se como llegue a tu blog, bueno en verdad sigo a muchas chicas y de un lugar a otro llegue hasta aca, por supuesto empece por estas ultimas entradas y despues me pase horas leyendo todo de principio a fin, me encanta como contas las cosas, que pene que no te descubri antes me hubiera gustado acompañarte en este camino que sorpresivamente tiene su recompensa,Me alegra tu positivo y sigo por aqui. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Laura, bienvenida :) Gracias por las cosas lindas que decís, acá estamos cuando gustes. Beso grande!

      Eliminar