miércoles, 17 de junio de 2015

Bienestar

Los análisis hormonales que me mandó a hacer mi ginecóloga dieron, en general, todos bien, salvo por el estradiol que dio bajo y la FSH, un poco alta. Donde digo que "el estradiol dio bajo", debe leerse, en realidad, MUY bajo (la mitad del mínimo), lo cual puede indicar falla ovárica, qué se yo. Guglié un cachito y después abandoné, porque con esto de explorar nuevas formas de ser y vivir Dr. Google no se lleva bien y prefiero directamente que lo evalúe mi doc. (esto sí que es un cambio notable: esperar para la interpretación de un resultado no es de mis actividades favoritas). Por el contrario, ese día decidí que por cada mala noticia que recibiera iba a equilibrar el universo dándome una gratificación, como para compensar. Así que me fui a Coto y compré un bandeja de langostinos que hice a la plancha y salieron de rechupete, y me sentí muy feliz, con los dedos sucios y el olor a mar impregnado por dos días en la cocina. Porque no, ni la mala onda, ni las malas noticias me van a vencer (por ahora). 
Como verán, sigo disfrutando de la buena racha. 
Gracias Emilia, pompón de cielo, ojos de mar; gracias homeopatía; gracias N. ♥

10 comentarios:

  1. Eres una luchadora nata, me encanta como te enfrentas a las cosas. MMm qué ricos esos langostinos!!:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo sé luchar con la panza llena jajaja :)
      Beso a la panza, gracias por el ánimo ♥

      Eliminar
  2. Leo todas las entradas atrasadas y me alegro tantísimo de lo que veo. Eres una mujer valiente, y estoy segura de que la vida tiene preparadas para ti cosas hermosas. Ha llegado hasta aquí el olor de esos langostinos, que pena que no llegara un poco de sabor ;-) Besos para ti y la mariposa Emilia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La próxima te mando un par con mi pájara, Emilia ;) ♥ Gracias por el ánimo, beso enorme

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Que siga la buena onda...me alegro infinito. Un abrazo!
    Majo.

    ResponderEliminar
  6. Ya desde el título me alegro, sentirte bien (y hacer ricos langostinos) es muy propicio para la llegada de un bebu.
    Gracias por pasar por mi blog linda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja espero que sobre todo la parte de los langostinos ;)
      Siempre te leo!
      Beso grande

      Eliminar