lunes, 29 de junio de 2015

Los proyectos, el interior

No me di cuenta cuánto anhelaba irme de Buenos Aires hasta que nuestra fantasía cobró la forma de un par de posibilidades laborales medianamente concretas a largo plazo, ambas en la Patagonia. Nunca me permití pensar realmente en irme a la M por mi papá y mi personalidad culposa. Yo era (¿yo creía ser?) su único sostén emocional y no me sentía libre de hacer mi vida en otra parte, hasta que pasó todo lo que pasó, y vino el cambio de perspectiva, la homeopatía y el corazón que tiene sus fuertes deseos y obra mucho menos vueltero que su compañero de más arriba. La cuestión es que aprendí a las patadas que la vida es hoy. YA. Este segundo en el que tecleo es lo único que tengo asegurado, no el que viene, ni el que viene después del que viene. Está probado que mi papá es depresivo, va a ser mayormente infeliz aunque me quede clavada a su lado, así que sería mejor que por lo menos uno de los dos sea feliz. Además, ahora estamos armando la famosa red de contención familiar, ya nada depende exclusivamente de mí, y él, por su parte, aceptó incluir un par de cambios muy importantes en su rutina a los que les pongo un puchito de fichas.
Y así estoy, entusiasmada fantaseando con esas callecitas que conozco bien (uno de las opciones es mudarnos a este lugar) con un proyecto nuevo, que se siente como una ráfaga de aire fresco en la cara. No sé si sucederá, aprendí -a los bifes también- a no hacer más planes. Pero qué lindo lo que estoy sintiendo.
Ojalá que sí.

8 comentarios:

  1. Bueno, pongámosle fichas a ese sueño.
    Lo de tu papá es tal cual, yo pasé por eso.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ¿no? La mejoría tiene que salir de uno, nadie puede insuflarte ganas de vivir... Besos Katrinka ♥

      Eliminar
  2. Te leo y comento poco, les mando abrazos a vos y a IC, son papà y mamà, y Emi va a estar siempre, eso no se va a terminar nunca.
    Es hermoso como lo describìs, cuànta corriente de amor hay entre los tres, cuànta entrega...
    Piensen en ustedes, merecen encontrar "algo" que los haga felices, que les de la posibilidad de un nuevo comienzo....
    Mucha fuerza, chicos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marce, sí, lo somos. Solo que nos tocó vivir más largo.
      Beso grande!! ♥

      Eliminar
  3. Qué buen proyecto, me parece muy apropiado, me encanta.
    Qué manera de reírse esa Emilia, tuvo una vida feliz al lado de dos seres que la envolvieron en amor. No conoció más que amor, te das cuenta?
    TE mando un beso enorme, quiéranse mucho y sigan inspirados por ella, que los guía y los abraza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, me consuela mucho pensar que el tiempo que estuvo, fue feliz ♥♥♥ Abrazo enorme

      Eliminar
  4. Sos valiente! Y nada más. Y la leona Emilia te dará fuerza para el impulso del cambio.

    ResponderEliminar