jueves, 11 de junio de 2015

Seguir con el cambio

No me reconozco. En el buen sentido y espero que dure. No sé si la homeopatía, el cansancio, el tiempo, el aprendizaje, si Emilia me da una manito desde donde esté, no tengo idea qué de todo, o si todo junto, en alguna medida, pero lo que si sé es que me siento bien. No *bien iupi* ni bien de ser re feliz porque me falta ella y no creo que la felicidad vuelva a sentirse como una esfera completa nunca más, pero sí me siento distinta, alegre, con más energía, con MUCHA más calma, con menos ansiedad, con más ganas de aceptar y menos ganas de controlar. Con necesidad de andar caminos nuevos, cambiar cosas, probar cosas, mover fichas. Ganas grandes de tratarme bien, de hacer cosas porque sí, porque me dan placer; ganas de respetarme, de escucharme, de hablar para arriba, como si alguien me escuchara. Ganas de pedir, sabiendo que no puedo con todo. Ganas de pintarme las uñas, hacerme un baño de crema, mirar una película que solo me gusta a mí, incorporar nuevos hábitos como ese medio vaso de jugo de limón que me recomendó N., qué se yo, ahora es el limón milagroso, pero voy todas las mañanas media dormida a la cocina y me lo exprimo, y me lo chupo sin chistar, con cara de "lo que no te mata te fortalece", convencida de que me va a hacer bien, y qué lindo que es creer.
Me mueve una profunda sensación de hastío, de cansancio infinito, de que en gran parte seguí siendo todos estos años la nena que ponía más fuerza de la posible en evitar que se cierre la puerta destinada a cerrarse. Siento que llegué al final del camino y que me esperaba una pared. Fin. Hasta acá llegué.
Tengo ganas de fundarme un estilo de vida basado en cosas nuevas, simples y buenas para mí.
IC, como siempre, acompaña y se suma.

14 comentarios:

  1. Si la vida nos conduce a través de ciclos: .vida, muerte, vida, y vuelve a empezar. como aprendo de ti, si pero la niña que ponía la fuerza para evitar que le cierren la puerta, ( me conmovió esta historia, esos adultos que no se ponen en el lugar del niño, que no preguntan que le pasa, que sienten, si no que hacen lo que creen ) me parece que esa historia hoy es otra, una adulta que acompaña a su niña interior de otra manera que esta decidida a abrir nuevas y desconocidas puertas, que ya es hora de pasar por ellas, de experimentar que hay detrás de ellas, y se que algunas se abrirán mágicamente, otras con un pequeño esfuerzo, otras habrá que hacer fuerza, pero con tu determinación, tu honestidad, con ese ser hermoso y claro que eres, estarás del otro lado de la puerta, no porque te empujen sino porque es tu decisión, tus santas ganas de hacer lo que quieres. de ir por lo que es tuyo, y por supuesto con la manita de Emilia ayudando a abrir las puertas. Lo repito como aprendo de ti. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué hermoso comentario Gaby, muchas gracias ♥ Acá todos aprendemos de todos, porque siempre me quedo pensando con las reflexiones que me dejan!!! Hermosa imagen la de mi "Yo grande" acompañando a mi "Yo chiquita" a través de las puertas. Emilia me las va abriendo, una por una. Besazo!

      Eliminar
  2. Me gusta esta entrada....me gusta ver tus ganas en la fuerza con que escribes...me llegan, yo tambien aprendo mucho de ti como dice Gabriela..es un proceso que estás pasando y has llegado a la conclusión que tenías que llegar. Pero tenías que llegar por ti misma, tu sola, y así se cierra un ciclo y se abre otro nuevo. Me alegra de verdad que por fin vayas encontrando la paz y las ganas de volver a vivir como te mereces, a ilusionarte, a quererte mas..en fin, a crecer más si cabe.
    Yo sigo por aqui acompañando aunque sea con la lectura, un abrazo.
    Majo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por estar, Majo ♥ Sí, son trances que hay que ir pasando, velos que hay que ir descubriendo... Le pongo lo que puedo, en este momento es fuerza por suerte!!! Abrazo enorme!

      Eliminar
  3. Bien!! Cuánto me alegro! Es la vida que se impone. Mimate y escuchate que te va a hacer muy bien. Abrazo fuerte. Andrea


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte la vida siempre triunfa ♥ Abrazote para vos, Andre

      Eliminar
  4. Te abrazo fuerte con todo lo mejor que puedo transmitir y ser, abrazo a Emilia en vos y abro la puerta para abrazar y hacer upa a esa niñita, llevarla de la mano al lado de los otros chicos, y quedarme con ella hasta que tenga ganas de soltarme. El tiempo es de chicle, volvamos atrás y cambiemos lo que pasó. UN beso a todas. Ashiku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me conmovió mucho tu comentario, como siempre. Gracias, beso enorme ♥

      Eliminar
  5. siempre te lo digo sos valiente.
    sacar la cabeza desde las profundidades de cualquier abismo, tan solo a respirar, hace que entendamos un cachito mas, de que se trata todo.
    te abrazo desde aca.
    Te repito: INSPIRAS!

    ResponderEliminar
  6. Qué bien leerte asi, y sobre todo que vuelvas a tener ganas de hacer nuevas cosas... No dudo que Emilia tiene mucho que ver también en esto ;)

    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Merimeri, bella, qué tal esa pancita? Seguro que sí, la pulga que sopapea a todas las pulgas anda siempre por ahí: ayer fue un corazón de papel metalizado, hoy es un rayito de sol, mañana un soplo de viento, pasado quién sabe... ♥

      Eliminar
  7. Emilia, vuestra Emilia, nuestra Emilia, seguro que te está ayudando. Poquito a poco....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es la primera vez que decís "nuestra Emilia" en un comentario; inevitablemente, cada vez que lo leo, lloro de emoción. Gracias. Beso para vos y tus dos primores, que el otro día vi una foto y no caben en sí de la alegría con la que viven. Sos un hermoso ejemplo ♥

      Eliminar